Ir al contenido principal

Traduce/Translate

Visión de Futuro - en Cristo

Cuando contemplas el futuro ¿tienes una visión clara sobre la voluntad de Dios para tu vida? Una pregunta interesante, ¿verdad?

Hellen Keller, una mujer nacida en los Estados Unidos en el siglo 19, sufrió una terrible enfermedad a los 18 meses de nacida que la dejó ciega.  No obstante, y a pesar de sus limitaciones físicas, ella llegó a convertirse  en una famosa escritora y conferencista, convirtiéndose en  un ejemplo  de tenacidad y superación para su generación. Al final de sus días un reportero le preguntó “Hellen, ¿hay algo peor que estar ciega?”,  a lo que ella respondió: Lo único peor que estar ciego es tener vista y no tener visión”.
---
Tener una visión de vida es algo muy importante, pues nos permite como individuos, familias, y como iglesia, proyectarnos y trabajar en pos de un mejor futuro. Quien no tiene una visión clara sobre hacia donde va, camina por la vida a la deriva, sin un rumbo fijo, desorientado, sin metas, dando tumbos, siempre permitiéndole a la gente que le manipule y le defina. Cuando no tenemos una visión clara sobre lo que queremos alcanzar en la vida,  hacemos las cosas, por hacerlas, sin considerar sus implicaciones para nuestra vida. Tampoco, apreciamos lo que nuestro esfuerzo y sacrificios está construyendo.

Alguien, una vez llegó a una construcción donde habían dos obreros trabajando. Al ver lo que hacían, les preguntó que estaban haciendo. El primer obrero le contestó, en un tono árido, molesto: "aquí estamos pegando ladrillos, es que no ve." El hombre, inquieto todavía, pues quería saber lo que se estaba construyendo en el lugar, fue al segundo obrero y le pregunto lo mismo, ¿qué hacen?, y el obrero lo miro con una sonrisa y le dijo: "Señor, aquí estamos construimos lo que será el edificio más grande y hermoso de la ciudad."

¿Puedes percibir, en esta corta historia,  el impacto que tiene el tener, o no tener, una visión clara en la vida? Si no tenemos visión - nos las pasaremos toda la vida, simplemente "pegando ladrillos". PERO, si le pedimos a Dios que nos revele Su visión y propósito para nuestras vidas, cuando estemos "pegando ladrillos", lo haremos sabiendo, que los ladrillos que estamos pegando, están construyendo un futuro mejor y hermoso, según la voluntad de Dios, en Cristo Jesús.
---
Mis amados/as, tener visión de futuro, el futuro deseado por Dios, para nuestras vidas - ES MUY IMPORTANTE. Tan importante, que la Biblia nos afirma, a modo de advertencia, en Proverbios 28:19 que “donde no hay visión el pueblo [la gente] se extravía”.

La Biblia, en Génesis 12:1-3, nos lleva a considerar un momento importantísimo en la vida de Abraham, quien hasta el día de hoy todavía es uno de los personajes más ilustres en la historia del pueblo de Israel, y a quien la tradición llama, con admiración: el padre de la fe cristiana. Quisiera reflexionar brevemente en este pasaje, a ver que podemos aprender de parte de Dios, en lo que respecta a tener visión de vida.

Dice la Palabra de Dios, en Génesis 12:1-3, así "El Señor le dijo a Abraham: «Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré. 2 »Haré de ti una nación grande, y te bendeciré; haré famoso tu nombre, y serás una bendición. Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan; ¡por medio de ti serán bendecidas todas las familias de la tierra!»"

¿Qué estaba pasando en este relato bíblico? Sencillo, Dios le estaba compartiendo a Abraham Su visión de futuro para él, y su familia. Dios le dijo, i) QUIEN Abraham llegaría  a ser, ii) COMO Dios le habría de ayudar en el camino, iii) y las grandes BENDICIONES que Abraham recibiría de parte de Dios cuando esa visión se materializara. De esta experiencia de Abraham, podemos aprender mucho sobre lo que es necesario, si queremos capturar y alcanzar la visión de Dios. Al menos, tres cosas muy importantes, a las que tenemos que prestar mucha atención:

PRIMERO, tenemos que ser sensibles a la voz de Dios. Mucha gente se queja de que Dios no les habla, o que no oyen la voz de Dios. Pero, mis amados/as, Dios habla, claramente. Dios provee dirección, inequívoca. La pregunta que nos tenemos que hacer es si estamos procurando la dirección de Dios en nuestras vidas, y cuando El nos habla, si estamos siendo sensibles a Su voz. Jesús, en repetidas ocasiones durante su ministerio, mientras predicaba a las multitudes, terminaba sus enseñanzas diciendo "el que tenga oídos para oír - que oiga".  En otras palabras, Jesús le decía a la gente - PRESTEN ATENCION. Si tu quieres capturar la visión de Dios para tu vida, tienes que pedirle al Espíritu Santo que afine tus oídos espirituales, para que puedas escuchar a Cristo hablando a tu vida, y luego PRESTALE ATENCION - pues El tiene algo hermoso que compartir contigo. ¿amén?

SEGUNDO, cuando Dios hable a tu vida, tienes que tener fe, y creer que lo que Dios te comparte, es digno de toda confianza. Cuando Dios nos muestra Su visión, la misma será tan grande, que nuestro primer instinto será pensar que NO ES POSIBLE. Miren el caso de Abraham. Oigan, Dios no le dijo a este hombre, que iba a ser dueño de unas cuantas vacas. Dios le dijo que del el saldría una nación grande, ilustre y que sería de bendición para muchos. Y a pesar de que a primera vista lo que Dios le estaba prometiendo a Abraham parecía humanamente imposible por razones obvias, pues Abraham y su esposa no podían tener hijos, Abraham (sin importar la esterilidad de su mujer), en fe, le creyó a Dios. De la misma forma, nosotros/as, si queremos caminar en los propósitos de Dios, en fe tenemos que creer que lo que Dios declara sobre nuestra vidas (nuestras familias, nuestros proyectos, e incluso nuestros problemas) es VERDAD Y POSIBLE, en Cristo Jesús.

Y TERCERO, si tu realmente anhelas capturar y vivir el propósito de Dios y la visión de Dios en tu vida, tienes que caminar en pos de la visión de Dios, y esforzarte para que la misma se materialice en tu vida, no importando los sacrificios y lo difícil que parezca. Abraham escuchó a Dios. Abraham le creyó a Dios, y porque le creyó, y entendió la gran bendición que había sido declarada sobre su vida, en confianza - OBEDECIO. No fue fácil para Abraham, pues ir en pos de la visión de Dios para su vida implicó salir de su lugar de comodidad (su tierra). También, Abraham tuvo que hacer cambios radicales en su vida, dejando a un lado a su parentela. E incluso, se expuso al repudio de su familia, al dejar la casa de su padre, que era símbolo de honor y estabilidad. Caminar en pos de la visión de Dios para nuestra vida a veces será muy difícil. Representará sacrificios e inconvenientes. PERO, vale la pena, pues al otro lado de esos sacrificios, de esos inconvenientes, nos espera la promesa de DIOS para bendición de nuestras vidas.
---
Dios tiene una visión de futuro para tu vida, para tu familia, para tu matrimonio, para tu trabajo. Dios tiene una visión de futuro para Su iglesia QUE ES BUENA Y DE BENDICION. El Señor, hablando a través del profeta Jeremías (29:11), declaró al pueblo de Israel en uno de sus momentos más difíciles de la siguiente manera: " ...yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza." - Aleluya.

Seamos sensibles a lo que Dios ha soñado para cada uno de nosotros/as, para nuestras familias, y para nuestra iglesia. Creamos y confiemos, que lo que Dios declara sobre nuestras vidas es VERDAD y digno de nuestra CONFIANZA. Y, en fe  y obediencia, caminemos y trabajemos para que la visión de Dios se haga una hermosa realidad. Y, aun si la visión de Dios tardare en materializarse - CONFIA, ESFUERZATE, Y SE VALIENTE.

El profeta Habacuc, a quien Dios le había mostrado la visión de restauración del pueblo israelita luego de su exilio, en una ocasión, desesperado y lleno de frustración pues la visión de Dios se estaba tardando más de lo que él creía poder soportar le reclamó al Señor, diciéndole: "¿Hasta cuándo, Señor, he de pedirte ayuda sin que tú me escuches? ¿Hasta cuándo he de quejarme de la violencia sin que tú nos salves? 3 ¿Por qué me haces presenciar calamidades? ¿Por qué debo contemplar el sufrimiento? Veo ante mis ojos destrucción y violencia; surgen riñas y abundan las contiendas. 4 Por lo tanto, se entorpece la ley y no se da curso a la justicia. El impío acosa al justo, y las sentencias que se dictan son injustas."(1:2-4).

Escuchemos hoy, y prestemos atención a la respuesta de Dios a Habacuc, pues es palabra divina, digna de confianza, que todavía es válida y relevante para nuestras vidas hoy. El Señor le contestó a Habacuc, y nos dice a nosotros/as, hoy: "«Escribe la visión, y haz que resalte claramente en un lugar público, para que pueda leerse de corrido. Pues la visión se realizará en el tiempo señalado; marcha hacia su cumplimiento, y no dejará de cumplirse. Aunque parezca tardar, espérala; porque sin falta vendrá." (2:2-3)


Dios tiene una visión de futuro para ti, y para mí.  

Comentarios

Entradas más leidas

La Milla Extra

Un consejo popular dice: " Si quieres experimentar las cosas buenas de la vida: tienes que estar dispuesto/a a caminar la milla extra " ¿alguna vez alguien te ha dado ese consejo? Regularmente, cuando alguien nos comparte esta palabra de sabiduría (ya sea nuestros padres, un maestro en la escuela, o nuestro jefe en el trabajo), lo hace como parte de una invitación a mejorar, a hacer las cosas con excelencia, o como una aclaración sobre lo que es verdaderamente necesario para lograr una meta u objetivo, ¿verdad? Mi papá siempre me decía " Héctor Antonio, si tu quieres echar pa'lante tienes que darlo todo y caminar la milla extra. Si te conformas con hacer lo que todo el mundo hace, vas a ser del montón ". A veces vemos a la gente que alcanza un nivel económico más alto y sentimos envidia o los criticamos fuertemente por su éxito. Hacemos esto, ignorando el empeño extra que estas personas dieron en su trabajo para lograr llegar al lugar donde están. Ve

¡Odres Nuevo...Vino Nuevo!

Hay un dicho popular que dice, "si quieres que algo nuevo ocurra en tu vida, algo nuevo tiene que ocurrir en tu vida" . A primera vista, este dicho pareciera ser un poco confuso, pero en realidad no lo es. Por el contrario, el mismo, nos expone a un principio muy sencillo, pero también sumamente poderoso, que lamentablemente, muchas veces ignoramos en nuestro caminar de fe. El pasaje de Marcos 2:18-22, nos ayuda a entender esta verdad que encierra una gran bendición para nuestras vidas. El ministerio de Jesús, se caracterizó por ser diferente. La gente, como nos dice la Biblia, seguían a Jesús y quedaban maravillados al escuchar sus enseñanzas, porque eran: sencillas (pero profundas), refrescantes, y llenas de esperanza.

¡Toma tu Lugar!

Mis dos hijos mayores han estado participando en el equipo de pista y campo de sus respectivas escuelas. Durante este tiempo, he disfrutado mucho verles competir. Algo curioso de este deporte es que todas las disciplinas que se practican en pista y campo, excepto una, dependen exclusivamente de las habilidades y el desempeño de los deportistas como individuos. Pero, hay una excepción: la carrera de relevo. En esta carrera en particular, el esfuerzo, no es individual, sino colectivo. No importa cuán buenos sean los corredores, si al trabajar juntos como equipo, no lo pueden hacer bien – lo más seguro pierden. Un momento crucial en las carreras de relevo es cuando los corredores se pasan el batón de uno al otro para continuar avanzando en la carrera. Si el batón no se pasa bien, el equipo se atrasa. Si el batón se cae, lo más seguro la carrera se pierde. Pero, si en el momento del pase de batón todo sale bien – lo más seguro el fluir de la carrera será positivo y el equipo tendrá

Cuando las cosas no salen Bien

¿A cuántos les gusta el mantecado (helados)? Alguna vez les ha pasado, que en un día de mucho calor, usted va a la tienda a comprar un “ice cream”, y le tiene unas ganas – y de repente, ¡Boom!, se les cae al piso. A mí me ha pasado – y les confieso que no se siente nada bien. Qué bueno sería si todo en la vida nos saliera bien, ¿verdad? Si nunca tuviéramos que enfrentarnos a la horrible realidad de un fracaso, o la frustración  y el coraje que muchas veces nos provoca cuando LAS COSAS NO SALEN BIEN. Todos los días, como pastor, soy testigo de muchas cosas que no salen bien. Matrimonios destruidos. Familias fragmentadas. Sueños que se vienen abajo. Amistades que defraudan. Personas que se quedan sin empleo. Crisis financieras. Diagnósticos de enfermedades catastróficas. En la sociedad, las cosas tampoco andan bien: hay violencia, guerras, corrupción, injusticas, desigualdad y discriminación.

El Amor lo Cambia Todo

Lee 1 Juan 4:13-21 . Durante este fin de semana muchas personas celebraron el amor y la amistad con sus parejas, familiares, y/o con sus amistades. Ya fuera con chocolates, flores, algún regalo especial, o una cena - todo el mundo celebró el amor.   Aun cuando son tantas las cosas en las que podemos reflexionar sobre el amor, hay una cualidad muy especial sobre el mismo que quisiera resaltar, para bendición de nuestras vidas. Esa cualidad es el poder que el amor tiene PARA CAMBIAR - personas, circunstancias, y nuestra perspectiva de vida. Pero, les aclaro que el amor al que yo me refiero, no es cualquier amor (no es el amor barato  y superficial que nos venden por ahí), El amor del que les estoy hablando es, nada más y nada menos, que el amor de Dios, en Cristo Jesús - Aleluya. Amor que es perfecto, eterno, y que tiene la capacidad y habilidad de cambiarlo TODO . ---

¡Tú Decides como quieres Vivir!

Al leer las palabras de exhortación del Apóstol Pablo a los cristianos de Éfeso en Efesios 5:15-20, vino a mi memoria la ocasión en que mi papá, unos días antes de mi boda con Jazelis, me sentó en la sala de la casa para aconsejarme sobre esta nueva etapa en mi vida que pronto comenzaría. Mi papá, como si hubiera leído este pasaje de la Biblia, me dijo: " Héctor Antonio, ahora que te casas, TEN MUCHO CUIDADO COMO VIVES " (Ef 5:15). Recuerdo que en nuestra conversación, mi papá me aclaró que en mi vida de adulto, como esposo, y eventualmente padre, yo tendría muchas decisiones que tomar, muchas situaciones difíciles que enfrentar - y MUCHAS COSAS QUE EVITAR. El me dijo: "Siempre, piensa las cosas antes de actuar - pues tendrás que vivir con las consecuencias de tus decisiones; se diligente, no dejes para mañana el bien que sabes hay que hacer hoy; y vive moderadamente, procurando un estilo de vida saludable" . Al finalizar su corto momento de enseñanza, recuer

El Espíritu Santo - Nuestro GPS Espiritual

¿Haz visto o utilizado un GPS recientemente? E stos artefactos son realmente algo impresionante. Pueden dirigir a uno/a a literalmente a cualquier lugar al que uno quiera ir manejando o caminando.  Todo lo que hay que hacer es poner la dirección física a la que uno quiere llegar, y el GPS, basado en la información de carreteras que tienen en su memoria, y un sofisticado sistema de satélites que le ayudan a determinar la localización donde una/o está: calcula la mejor ruta y nos provee direcciones SEGURAS y CONFIABLES para llegar a nuestro destino .  Todavía más impresionante es que si uno, por cualquier razón, se pasa una de las instrucciones, el sistema de procesamiento del GPS tiene la capacidad de recalcular una ruta alterna que nos permite aun llegar a nuestro destino de manera segura.  Para mí este es el mejor invento que puedan haber hecho para personas, como yo, que no nos gusta andar perdidos.  Y lo que pasa es que a nadie le gusta andar perdido/a en la vida.

Oremos por Todos/as

“ Dios, gracias por tu amor por mí. Gracias porque moriste en la cruz del calvario por mi. Gracias porque en ti yo tengo esperanza. Te pido que en este día bendigas todo lo que yo haga. Prospera el trabajo de mis manos. Ayúdame a resolver mis problemas. Concédeme los anhelos de mi corazón. Cambia a toda la gente que me trata de hacer daño,  Provee a mis necesidades. Líbrame de tentaciones, y ayúdame a vivir en tu victoria. En el nombre de Jesús, mi Salvador – Amén ”. A primera vista, la oración que acabo de compartirles pudiera parecernos hermosa, ¿verdad? De hecho, algunos pudieran hasta decir, “se parece mucho a la forma en que yo oro”. Otros/as, tal vez pensaron, “que bueno sería si yo pudiera orar así”, pues pensamos que nuestra vida sería mucho mejor si pudiéramos orar con tanta elocuencia y apertura delante de Dios. Pero saben algo: HAY ALGO QUE ESTA MUY MAL en esta plegaria a Dios. ¿Alguien se dio cuenta? ¿Saben lo que está mal? Sencillo, esta oración tiene demasiado YO.

Libres para Servir

Muchas veces cuando leemos la Biblia, nos encontramos con pasajes que nos enfrentan a los misterios de Dios de una forma clara y fácil de aplicar a nuestra vida. En otras ocasiones, nos encontramos con pasajes que inmediatamente nos hacen pensar: "esto es bien difícil de entender" . El pasaje que leímos hoy en Lucas 12:32-34, en mi opinión, cae dentro de la categoría de esos pasajes bíblicos que a primera vista "son bien difícil de entender y aplicar". En la primera parte del versículo 33, escuchamos a Jesús decirle a sus discípulos: "Vendan sus bienes y den a los pobres" . Reflexionar sobre estas palabras de Jesús, hoy en el siglo 21, que vivimos en una sociedad donde la gente vive afanada por acumular bienes y dinero - NO ES COSA FACIL. Es más, las palabras de Jesús que encontramos en Lucas, van en contra del sentido común de nuestros tiempos. Constantemente en la TV, vemos anuncios publicitarios que nos incitan a comprar y acumular cosas, que tal

Un llamado a la Santidad

La Biblia dice en Levíticos 19:2, "Sean santos[as], porque yo, el Señor su Dios, soy santo." A través de todos los tiempos, el pueblo de Dios ha tratado de hacer sentido de este imperativo de la fe judío-cristiana. La realidad es que hablar y/o enseñar sobre el llamado de Dios a Su pueblo a ser "santos/as" - nunca ha sido fácil. No porque sea algo difícil de entender, sino porque siendo algo tan sencillo, lo hemos complicado demasiado. Por un lado, tenemos todas las definiciones equivocadas sobre lo que significa ser santos/as que lo hacen parecer como algo imposible de alcanzar. Y por el otro lado, tenemos las expresiones religiosas extremistas y tóxicas que crean una imagen distorsionada sobre la santidad que confunden  y desaniman a muchos/as.