domingo, 24 de abril de 2016

Bendición en el Desierto



Lea 1 Reyes 17:7-16 | Mucha gente, cuando algo malo e inesperado le sucede en la vida, o están pasando por tiempos de cambios y transiciones, lo primero que hacen es preguntarse ¿por qué a mí? ¿Alguna vez te ha pasado? ¿Alguna vez te has encontrado haciéndote esta pregunta? Si contestaste que sí, no te sientas mal. Este tipo de cuestionamiento es algo de lo que nadie está exento. 

De hecho, la Biblia está llena de lamentaciones – más de la mitad del libro de los Salmos son oraciones de queja y preguntas a Dios. Y lo que pasa es que aun a los cristianos/as le pasan cosas malas. Aun los cristianos/as tienen problemas. Aun los cristianos se ven a veces en situaciones que parecen no tener salida.

Contrario a lo que enseñan algunas personas por ahí, que dicen que cuando uno es un buen cristiano no le deben pasar cosas malas y el sufrimiento es cosa del pasado, es muy importante que siempre estemos claros que tarde o temprano, la adversidad va llegar a nuestras vidas. La obediencia a Dios, no es un antídoto para el sufrimiento. No existe tal cosa como una vida exenta de sufrimientos. Jesús mismo, amorosamente nos alertó en Juan 16:33, que en esta vida tendríamos aflicciones. Que no todo marcharía bien. Que llegarían los días malos; los días de sequía.

domingo, 10 de abril de 2016

Echa tus redes donde Jesús te dice!

"Muchachos, ¿no tienen algo de comer?, les preguntó Jesús. No, respondieron ellos. Tiren la red a la derecha de la barca, y pescarán algo. Así lo hicieron, y era tal la cantidad de pescados que ya no podían sacar la red" (Juan 21:5-6 - NVI).

¿Te gusta ir de pesca? A mí en lo personal no me llama mucho la atención, pero para muchas personas, pescar, es una actividad muy placentera – muchos incluso lo practican como un deporte. Otras personas, van de pesca como un hobby o pasatiempo.

Tengo un amigo que va a pescar al menos 2 veces a la semana. Hace como unos tres años el se tuvo que mudar por motivo de su trabajo. Recuerdo que cuando él comenzó los preparativos para su mudanza, estaba más preocupado por encontrar un lago para pescar cerca del nuevo vecindario al que debía mudarse que de encontrar una casa donde vivir o una escuela para sus hijos.

viernes, 23 de octubre de 2015

¿Dónde está Dios?



La pregunta sobre “dónde está Dios” es una que mucha gente se hace frecuentemente en nuestros tiempos. La misma, ha motivado el estudio e investigación entre los eruditos de la Biblia por siglos y es motivo de muchos debates dentro y fuera de la Iglesia.  A veces, la respuesta a esta pregunta es sumamente difícil de articular debido a la diversidad de pensamientos religiosos que dominan en nuestra sociedad. 

Para algunas personas, a Dios lo vemos exclusivamente en la naturaleza. Para otras, Dios está en la paz. Otros, alegan que Dios se encuentra en un lugar místico donde uno llega por medio de la meditación y la relajación física y muscular. Para otr@s, a Dios solo lo encontramos en la soledad.Hay gente que piensa que a Dios se le puede encontrar en una “cuenta de banco con mucho dinero”. Para estas personas, las posesiones materiales son la señal indiscutible de que Dios está presente en sus vidas – y para otros muchos mis amad@s, el dinero, tristemente, se ha convertido en “su dios”. Todavía peor, están lo que al preguntárseles ¿Dónde está Dios? – simplemente responden: “Dios no está – no existe”.

¿Alguna vez te has preguntado donde está Dios? O ¿Alguna vez alguien te ha preguntado donde está Dios? 

viernes, 3 de julio de 2015

Se Necesita Ayuda

No tienen porque no piden". Santiago 4:2c

Durante los pasados días he estado vacacionando junto a mi familia en mi amado Puerto Rico. Aun cuando viví en la isla por 27 años, la realidad es que muchas cosas han cambiado. Esto, me ha dejado sintiéndome como un turista/extraño en mi propia tierra. 

Los primeros días manejar era más difícil pues el flujo vehicular ha cambiado en muchas áreas y también he olvidado como llegar a muchos lugares. 

Confieso que al principio, en mi orgullo, me negaba a pedir ayuda, pues me resultaba absurdo y humillante reconocer mis limitaciones de ubicación y memoria. Llegar a los lugares que queríamos visitar tomaba más de lo debido y nos perdiamos con frequencia - todo porque me negaba a pedir ayuda. 

lunes, 29 de junio de 2015

Procuremos lo Mejor

Más bien, busquen todo lo que sea bueno y que ayude a su espíritu, así como los niños recién nacidos buscan ansiosos la leche de su madre. Si lo hacen así, serán mejores cristianos y Dios los salvará, (1 Pedro 2:2 TLA)

Dios me ha bendecido con la dicha de, junto a mi esposa, procrear cuatro hermosos hijos - 3 varones y una hembra. Durante los meses de embarazo de nuestro primer hijo, mi esposa se dio a la tarea de estudiar las prácticas de alimentación y cuidado más beneficiosas para un recién nacido. El consenso entre los profesionales de salud que consultó era que no hay nada mejor para iniciar a un bebe que la lactancia. Los nutrientes de la leche materna no tienen igual - no solo alimentan, sino también fortalecen el sistema inmunológico en los primeros días/meses como ningún otro alimento.


martes, 26 de mayo de 2015

El Espíritu Santo - Nuestro GPS Espiritual

¿Haz visto o utilizado un GPS recientemente? Estos artefactos son realmente algo impresionante. Pueden dirigir a uno/a a literalmente a cualquier lugar al que uno quiera ir manejando o caminando. Todo lo que hay que hacer es poner la dirección física a la que uno quiere llegar, y el GPS, basado en la información de carreteras que tienen en su memoria, y un sofisticado sistema de satélites que le ayudan a determinar la localización donde una/o está: calcula la mejor ruta y nos provee direcciones SEGURAS y CONFIABLES para llegar a nuestro destinoTodavía más impresionante es que si uno, por cualquier razón, se pasa una de las instrucciones, el sistema de procesamiento del GPS tiene la capacidad de recalcular una ruta alterna que nos permite aun llegar a nuestro destino de manera segura. 

Para mí este es el mejor invento que puedan haber hecho para personas, como yo, que no nos gusta andar perdidos. Y lo que pasa es que a nadie le gusta andar perdido/a en la vida.